¿Como alinear las fortalezas para lograr los objetivos deseados en la compañía?

Ante una sala abarrotada en el Teatro Luchana de Madrid, Fernando Iglesias, CEO de Madavi, realizó una ponencia sobre “cambiar la forma en que cambiamos” en el marco del evento ‘Humanos en la Oficina’, que tuvo como premisa fundamental reflexionar sobre la humanización en los espacios de trabajo. En concreto, sobre cómo lograr convertir a las empresas en espacios de alta productividad y satisfacción personal.

“Los recursos humanos han quedado desfasados. Nos autoconvencemos de que se hacen grandes cosas, pero la experiencia está siendo diferente”, comentó Miguel Ángel Pérez Laguna, promotor del evento. “La idea de Humanos en la Oficina es inspirar”, agregó, para luego invitar al público a reflexionar: ¿Y si las empresas no fueran solo un montón de problemas a resolver?”.

Cambiar la formar en la que cambiamos

En este escenario, el CEO de Madavi, Fernando Iglesias, presentó el trabajo de la compañía y centró su intervención en exponer los exitosos resultados de “Cambiar la formar en la que cambiamos”, una metodología propia de Madavi, basada en la indagación apreciativa, y que busca transformar la cultura y el negocio de las organizaciones de forma simultánea. Se basa en una premisa simple: Un sistema se mueve en el sentido que investiga, esto es, las empresas crecen y se desarrollan a mayor velocidad, siempre y cuando estudien lo que sí tienen y lo que sí quieren, en vez de investigar los problemas.

“Debemos pasar de la escasez a la abundancia… ¿qué sentido tiene analizar lo que no funciona?”, comentó, para luego ejemplificar el trabajo que ha realizado junto a diversos clientes en base a este sistema, donde se ha empezado desde la escasez para luego indagar aquellos momentos donde los empleados se han sentido orgullosos de su trabajo, atrayendo esa energía positiva al presente y contagiándola al interior del equipo. “Esto es cambiar la forma en que cambiamos”, añadió.

Alinear las fortalezas hacia las aspiraciones

Para lograr los objetivos deseados en la compañía, Iglesias señaló que se debe realizar “una cuenta atrás”, que explicó a través de un vídeo. Esta cuenta consiste en los siguientes pasos:

5. Reunir en el mismo tiempo y en el mismo lugar a todas las personas necesarias para alcanzar el éxito, ya que así surge la simultaneidad.

4. Descubrir mediante la indagación lo mejor de lo que hay: las fortalezas de las personas y del sistema. Surge la abundancia, la ambición.

3. Imaginar lo que pudiésemos conseguir si empleáramos todo nuestro potencial en la dirección de los objetivos, para que surja una imagen atractiva del futuro.

2. Diseñar las áreas de oportunidad que nos impulsan hacia la imagen de futuro. Así, se materializa el sueño.

1. Concretar los compromisos, decisiones y plan de acción, de manera que surja el “movimiento”.

0. Acción colectiva hacia las aspiraciones, que siempre son mayores, más motivantes y más exigentes que los objetivos. En definitiva, así se llega más lejos y más rápido.

“¿Queda alguien en la zona de los problemas? ¡Que salga!…. y que alinee las fortalezas hacia las aspiraciones. ¡Que la abundancia los acompañe!”, concluyó Iglesias entre aplausos.

Otros ponentes

Además del CEO de Madavi estuvieron presentes otros expertos, que debieron exponer sus ideas en un formato innovador, en diez minutos. Entre ellos Sara Molina de Talentu; Aurora García de Aga; Emma García de Best Institute Company; Elena Baixauli de Mediadora; Rafael García de Everhealth; David Gómez de NeuroFocusSystem; José Ochoa de Conversaction; Belén Toribio y Patricia Ruiz de Talentkia; Laura Macías de Grupo Felicidad Organizacional; y finalmente Silvia Escribano de Isavia. El show fue presentando por Ruth Martínez, Domingo Monasterio y Miguel Ángel Pérez Laguna, quienes aportaron sus propias ideas para convertir las oficinas en espacios más humanos, dejando en claro que se deben escuchar las creencias, valores y objetivos de las personas; y dejarlas “ser” tal cual son, para que puedan diferenciarse y mostrar su propia personalidad.

La primera en comenzar fue Sara Molina, que destacó que una persona no puede dar lo mejor de sí misma cuando no puede “ser” de verdad; y Aurora García, que señaló que se debe crear una nueva cultura de valores centrados en la empresa, potenciando el trabajo colaborativo, donde se pase del liderazgo al “equipazgo”. José Ochoa, adicionalmente, motivó a que las personas que conviven al interior de las empresas se conozcan realmente y Elena Baixauli enfatizó la importancia de las emociones y del “corazón” en la toma de las decisiones. A su vez, Emma García afirmó que lo que “mueve” realmente a las empresas son las personas… y lo que mueve a las personas son los sueños, por lo que es importante que un líder se preocupe de conocerlos.

Rafael García, por su parte, se refirió a la salud al servicio de la tecnología a través de un lúdico ejercicio en tiempo real, evidenciando que la telemedicina no es irreal y que existen soluciones como Ever Health; mientras que Belén Toribio y Patricia Ruiz siguieron en la línea de la salud y realizaron una parodia sobre la deshumanización en los hospitales, donde el doctor no se interesa por el paciente. Sin embargo, aseveraron tener la fórmula de la humanización: “C + C”. Esto es, calidad y calidez.

David Gómez hizo un llamado a que las personas se saquen los “alfileres” de su vida, que son las creencias limitantes con las que conviven las personas; y Laura Macías dejó en claro que tanto el amor como el estrés son fantásticos ladrillos que construyen el día a día, por lo que no se debe asociar este último concepto a algo negativo. “Si tienes autoconfianza, el estrés es el alimento para la vida”, destacó. Finalmente, Silvia Escribano terminó las presentaciones con una charla sobre felicidad. “Ser feliz no es una meta. No es algo que se busca. Es algo que está dentro de nosotros. Es una decisión que se toma a cada rato (…) Debemos volver a colocar a las personas en el centro de las organizaciones y de la sociedad. Necesitamos recuperar lo humano”, enfatizó.

En definitiva, el objetivo de las exposiciones fue alentar a las empresas para que apuesten por las personas no solo como una declaración de intenciones, sino como una dinámica real y diaria para favorecer el desarrollo y crecimiento de la organización. De esta manera, se abordaron temas sobre las relaciones entre los equipos, jefes y candidatos y la transformación que están teniendo conceptos como la salud, la felicidad y la productividad, entre otros.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario