Pepe Jeans, sobre su experiencia con Madavi: «ha sido súper positiva; ha movilizado a la gente»

Javier Raventós, de Pepe Jeans, valora su experiencia con Madavi:

“La experiencia ha sido súper positiva. Ha movilizado a la gente,  y sobre todo ha puesto en manos de los equipos la capacidad de hacer cosas y transformar; les ha dado el poder, y esto es muy potente”

Alguien dijo que las grandes compañías llegan a serlo y se mantienen en lo más alto gracias a su movimiento constante. Éste es el caso de Pepe Jeans London, un grupo internacional que lidera su sector.

A finales de los años noventa, Javier Raventós y Carlos Ortega se hicieron con el control de la empresa mediante un MBO (management buyout), que lanzaron con el apoyo de 3i. Hoy, la compañía gestiona marcas mundialmente reconocidas, Hackett, Pepe Jeans, Norton y Façonnable, y cuenta con equipos importantes en España, Londres, Ámsterdam, India y México.

Hablamos con Javier Raventós, director general de servicios corporativos de Pepe Jeans

Raventós ha dedicado toda su trayectoria profesional a esta empresa. Hablamos con él sobre el retador momento de transformación que vive la compañía y sobre la colaboración de Madavi en este proceso; “una experiencia súper positiva”, según sus propias palabras.

“En los últimos veinte años, se ha gestionado bien la compañía y la marca ha llegado a un punto muy alto, pero la velocidad del cambio, especialmente en el sector de la moda, y la evolución del mundo analógico al digital, que a los directivos nos ha pillado ya un poco mayores, exigen hacer las cosas de una manera diferente; escuchando más a los más jóvenes; empoderando a los colaboradores; trabajando en procesos transversales… Se nos plantea un cambio que en Pepe Jeans vivimos como una oportunidad, no con miedo. Afortunadamente, para ello contamos con un equipo muy potente”.

En este contexto de cambio, la compañía se plantea acometer un importante proceso de transformación, en el que actualmente están inmersos. “Fue cuando contactamos con Madavi. Ya tuvimos una relación con ellos hace 4 años. En esa ocasión, fue un proyecto corto, con unos resultados y un objetivo muy claros (mejorar la rentabilidad), y la experiencia con Madavi fue un éxito”.

En ese momento, se introducen, de la mano de Madavi, en la Indagación Apreciativa, es decir, “buscamos las fortalezas de los equipos para acelerar”. “Nos funcionó muy bien, por eso, cuando tuvimos que plantear un proyecto de transformación, volvimos a llamar a Fernando Iglesias, de Madavi”.

Por lo tanto, ¿de nuevo decidís apostar por las fortalezas para impulsar el cambio?

Tenemos equipos muy jóvenes que enseguida se enganchan al proyecto, y por ello, efectivamente, decidimos apostar por este modelo, que ya nos funcionó, y que facilita la transformación con un enfoque más dinámico que otros reactivos.

Reconoce Javier Raventós que abordar un proyecto de transformación global “es muy complejo” para cualquier compañía pero, en su opinión, el identificar las áreas de actuación con los equipos en positivo tiene mucho más impacto. “Es verdad que cuando lo haces visualizando solo las fortalezas siempre se tienen que quedar algunas cosas en el tintero, pero ya has cubierto el 90% de los elementos de transformación. Puedes cubrir el 10% que ha quedado excluido con otros procesos, proyectos y planes de acción”.

Del modelo de Madavi, de sus cumbres, surgen muchas iniciativas; “la gente se conecta y se esfuerza más en conseguir los resultados porque ya son sus proyectos, sus dinámicas, su responsabilidad, sobre todo la gente más joven, que precisamente es la que te aprieta”.

Según valora Javier, en estos modelos “que no son jerárquicos”, “toda la energía de los equipos sube y arrastra a todos los potenciales bloqueadores. Como son dinámicas muy activas y positivas, es muy difícil que se produzca una reacción o un freno”.

¿Se han cumplido las expectativas?

“Sí, realmente la energía de la organización subió dramáticamente durante la cumbre que vivimos con Madavi. Es un proyecto muy colaborativo, que está muy bien planteado.

La experiencia ha sido súper positiva, aunque ahora hay cierto freno por temas internos.

Ha movilizado a la gente, y sobre todo ha puesto en manos de los equipos la capacidad de hacer cosas y transformar; les ha dado el poder, y esto es muy potente. En mi opinión, lo mejor de esta experiencia ha sido el empoderamiento de los equipos, y el decir: tú puedes hacerlo. Pon la energía, que nosotros te apoyaremos; dirígelo tú. Esto es lo que te permite avanzar más rápido”.

El trayecto recorrido con Madavi forma parte de un proceso de cambio global que está transformando la compañía, y que ya empieza a tener impacto en el mercado, en forma de una mejor experiencia para el cliente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario