Las Cumbres, claves para impulsar el cambio cultural

Impulsar el cambio cultural

La indagación apreciativa es una metodología para transformar la cultura y el negocio de las organizaciones que funciona de forma simultánea. En Madavi, cambiamos la forma en que cambian las organizaciones; y para ello, en lugar de analizar los problemas, indagamos sobre los que denominamos “Momentos Cumbre”.

Una Cumbre es un evento colaborativo para muchos: 20, 50, 100, 200 o más personas. Cuando se celebran, se reúnen al mismo tiempo y en un mismo lugar todas las personas necesarias para tener éxito y crear acción colectiva hacia una imagen atractiva de futuro.

En la primera Cumbre experimentamos la potencia de “Cambiar la forma en que cambiamos”. Se hacen entrevistas dos a dos, lo que llamamos parejas inusuales. Por ejemplo, si el caso es mejorar el trabajo en equipo, se indagarían las mejores historias de trabajo en equipo, aquellos momentos donde el desempeño de las personas ha sido muy alto, momentos donde sus protagonistas se han sentido orgullosos.

A lo largo de nuestra trayectoria, hemos realizado Cumbres y Mini-Cumbres con una serie de empresas entre las que se encuentran LinkedIn, Danone, Frit Ravich, Evian, Weleda, Mahou San Miguel, Volvo, Pepe Jeans, Eroski, Tactic Consulting, The Motion, Zurich, Inspiralia, Danone, Repsol, Congalsa, Meta 4 y Sukia, entre otras.

Tres etapas para impulsar el cambio cultural

El desarrollo de las Cumbres se da a través de tres etapas: Pre-Cumbre, Summit y Post-Cumbre.

En la Pre-Cumbre los sponsors, —grupo pequeño de personas que tiene una agenda de cambio y está convencida de que un proceso apreciativo es la mejor manera de cambiarlo— marcan el sentido del proceso: definen las tareas de la Cumbre, el marco, los objetivos macro y crean el equipo para prepararla. El equipo define el tema afirmativo, diseña el proceso, selecciona a los asistentes y se encarga de la logística y la comunicación.

Summit es el gran día. Están todos los stakeholders necesarios en la sala, preparándose para el camino incondicionalmente positivo que van a recorrer en la Cumbre, que puede durar entre dos y tres días en función de su objetivo. Durante las sesiones se elevan las fortalezas y se alinean en forma de acción hacia las oportunidades.

En la Post-Cumbre, se anticipa la organización y se da el impulso necesario para ayudar a los equipos a tener éxito e impulsar el cambio cultural. Ya conocemos los proyectos, la acción, los equipos y los recursos necesarios. Es el momento de ajustar la planificación a la realidad. Los canales de comunicación, las aprobaciones, los apoyos, los recursos, el tiempo para los voluntarios y el liderazgo transformador.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario